by Luciano Raimondi Luciano Raimondi

El atasco en el Canal de Suez, la ruta por la que pasa un 12% del tráfico mundial de cargueros y petroleros, empieza a crispar la economía. La parálisis afecta diariamente un tránsito de 8.100 millones de euros en mercancía, según la estimación de Lloyd’s List, y tras tres días de maniobras sin éxito para liberar el Ever Given, uno de los barcos más grandes que existen, la congestión hace presión.

Hasta este jueves, unas 165 embarcaciones esperan para transitar por la estratégica vía marítima que conecta el mar Rojo con el Mediterráneo, de acuerdo con la empresa especializada en informaciómn sobre comercio marítimo. El Canal de Suez es utilizado diariamente por al menos 50 barcos y los contenedores suponen un 53% del tonelaje del paso marítimo.

Aunque las primeras reacciones del bloqueo provocaron este miércoles el aumento de hasta un 6% del precio del Brent, el impacto económico va mucho más allá. En España, tanto la industria como los puertos empiezan a inquietarse y se enfrentan a un “apagón informativo” del estado de los envíos por parte de las navieras, de acuerdo con Jordi Espin Vallbona, secretario general de Transprime, la asociación española de empresas cargadoras.

“Las personas se han preocupado por la subida del petróleo y de la energía, pero nadie se preocupa por las mercancías. Las mercancías son lo que genera riqueza y se tienen que entregar”, denuncia Espin, quien explica que por cada día de bloqueo se retrasa un aproximado de 100.000 contenedores.

Imagen satelital del Ever Given, encallado en el Canal de Suez, este jueves.

El secretario afirma que solo a través de la información satelital de los barcos han podido confirmar que algunos han cambiado de ruta, pero siguen sin conocer cuál es el nuevo itinerario de las embarcaciones, la mercancía que transportan o si cambiarán el puerto de llegada. “Sin esta información, no podemos estimar”, insiste Espin.

Se espera que los sectores del textil, manufactura de metal y electrónica sean los más resentidos tras el atasco, ya que suponen la mayor partida de las importaciones del trayecto entre Asia y Europa.

El retraso podría afectar también al sector petrolero, a la espera actualmente de unos 13 millones de barriles de crudo transportados en 10 barcos petroleros, de acuerdo con Arthur Richier, analista de la compañía de inteligencia energética Vortexa. A esta demora, se suman nueve embarcaciones con productos de petróleo limpio y biodiesel.

Encontrá esta nota en https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/03/25/economia/1616689478_331983.html.