by admin admin

La madera es uno de los productos estrella para el desarrollo sostenible. Es un material renovable, reciclable y carbono neutro o positivo. En un mundo que tiene el desafío de absorber el crecimiento de la población, la inclusión en el bienestar de millones de pobres y en un contexto de recursos escasos y cambio climático, las opciones de productos amigables con un desarrollo sostenible son pocas.

La madera es una de ellas. Provee materia prima para productos de primera necesidad de la población, como viviendas, muebles, papeles, energía, químicos. En muchos casos, reemplazan el uso de productos no renovables provenientes de la minería y los combustibles fósiles. Con las nuevas tecnologías, como la nanotecnología y las biorrefinerías, se agregan un sinnúmero de otras aplicaciones.

Todas estas ventajas del uso de la madera para la construcción sostenible deben ser acompañadas por buenas prácticas de producción y consumo responsable. Para ello, se han desarrollado normativas específicas y una serie de certificaciones que permiten identificar aquellos productos elaborados de acuerdo con principios y criterios de producción sostenible y seguridad en el consumo aceptados internacionalmente.

Fuente Clarin